COUCHSURFING

Continúo con mi historia: conforme ojeábamos su página oficial (https://www.couchsurfing.org/) y descubríamos en qué consiste y cómo funciona esta novedosa idea, la reacción de mi amiga y la mía iban haciéndose silenciosamente cada vez más dispares. En la mente de mi amiga aparecía la imagen de nosotras dos incómodas en un piso desconocido, acompañadas por un desconocido cuyas intenciones son inimaginablemente desconocidas. Yo sin embargo estaba maravillada, nos imaginaba en Granada acompañadas por un simpático veinteañero deseoso de enseñarnos los rincones más desconocidos y alucinantes de la ciudad (¡y todo gratis!).

He aquí que califique de “misterioso” al couchsurfing al principio de este artículo. Esto es lo que verdaderamente hace apasionante a esta rompedora idea: llama la atención a los jóvenes porque es gratis, pero atrapa a los aventureros por la emoción que supone la convivencia con alguien que no espera nada más de ti que tu compañía, tus ganas por ver una ciudad desconocida que él es capaz de enseñarte, y sus ganas por conocer lo que tú le puedes aportar más allá del dinero. El dinero es aburrido, rutinario; ya sabemos cómo funciona y estamos hartos de usarlo (o de no poder usarlo). Los jóvenes aventureros hemos encontrado una nueva forma de intercambio, una que no perece ni discrimina: las personas y sus experiencias.

 

Mª del Carmen Bellido Acevedo

1º GIAT

Escuela Hostelería y Turismo

Alcalá de Henares (Madrid)

 

 

 ©2002-2010, Desarrollado por  wairnet.com